3 FORMAS DE AUMENTAR TU SEGURIDAD COMO VENDEDOR

Las personas que nos dedicamos a las ventas a veces nos encontramos con gente difícil o huidiza. En esos momentos pensamos hacia nuestros adentros “Menudo hueso, a este, imposible venderle nada”. Pero ¿por qué tirar la toalla antes de empezar? ¿Qué sentido tiene sabotearnos a nosotros mismos, si ya estamos allí y hemos conseguido quedar con él?

Es verdad, de vez en cuando tenemos un duro trayecto hasta conectar con las personas. Muchas veces nos encontramos con profesionales reacios a escucharnos o que demuestran poca confianza respecto a lo que les estamos explicando. Pero esto es algo que sucede de forma natural, ya que muchas personas viven estresadas con su trabajo y tienen poco tiempo.

De todos modos, nosotros como vendedores, ante esta situación, lo único que podemos hacer es ser lo más amables, directos y agradables posible. Y sobre todo, te recuerdo el mensaje con el que “evangelizo”. Ponte el sombrero de ayudar no de vender.

“No vendas, haz que te compren”
 

3 consejos muy útiles para aumentar tu seguridad cuando tengas que enfrentarte a un cliente que no conoces.

1.- Para empezar, antes de una reunión tienes que tener preparado tu discurso. La preparación reduce la ansiedad y te ayudará a mostrar más autoridad. Antes de una reunión importante, aprende todo lo que puedas acerca de tu cliente potencial y su enfoque único para los negocios. Familiarízate con la industria en la que vas a trabajar y ponte al día de los acontecimientos actuales.
 
2.- Haz un firme apretón de manos. En la mayoría de las culturas, un apretón de manos sólido conlleva mucho peso. Tu apretón de manos debe ser cálido, amable y sincero. Si es demasiado firme o demasiado débil, puede transmitir una impresión negativa. Si estás sentado cuando te presentan a alguien, levántate y dale un apretón de manos. Muestra respeto por ti mismo. Recuerde que el apretón debe ser breve y dulce. Mucha gente se incómoda si un apretón de manos dura más de unos pocos segundos.
 
3.- Por último, asegúrate de sonreír y hacer contacto visual mientras te presentas o te dan la mano. Eso calmará la ansiedad de la otra persona ante un desconocido y te ayudará a aumentar tu seguridad como vendedor.
 
Y recuerda, transmite que estás con él o ella porque te gustaría ayudarle a resolver su problema. Y si no puedes, no pasa nada, lo importante es que le dejes una muy buena sensación como profesional.

Recuerda: Un No, es un NO HOY, pero puede ser un SI MAÑANA, depende de tí.

Buenas Ventas
 

Si te ha gustado este post, compártelo en redes sociales y suscríbete a lista de correo, recibirás todos los post en tu email y podrás descargar gratis el ebook: 
"3 pasos para convertirte en un vendedor irresistible" Haz click aquí

 

Post relacionados

Déjanos tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al Blog!!

Recibirás todos los posts en tu e-mail y podrás descargar una copia de mi ebook, "3 pasos para convertirte en un vendedor irresistible"
E-mail
Nombre