COMO PERDER EL MIEDO A VENDER

¿Te dedicas a la venta pero todavía no sabes cómo perder el miedo a vender?

¿Te cuesta trabajo enfrentarte a clientes que no te conocen?

¿Te produce ansiedad, sólo la posibilidad de pensar que el cliente te pueda asociar a una persona fracasada que no tiene otra que dedicarse a la venta?

Tranqui colega.

Esto es lo más habitual del mundo para todos aquellos que empezamos a vender sin vocación por la venta.

Y esto pasa por el propio auto concepto que tenemos nosotros mismos sobre la figura del vendedor, una imagen negativa. De hecho, a muchas empresas les pasa lo mismo, y sustituyen el nombre de vendedor por; asesor comercial, técnico comercial, representante comercial, etc.. Todo porque el vendedor tradicional tiene mala fama, y a veces con razón. Algunos la fama se la han currao a base de bien.

Lo primero que deseo decirte es que entiendo perfectamente por lo que estás pasando porque yo recorrí el mismo camino. A mí tampoco me atraía la profesión de vendedor, ni me lo había planteado nunca, pero no tener más alternativas en un momento determinado de mi vida, hizo que me metiera de lleno en ello y puestos a bailar más me valía hacerlo bien.

Así que después de varios y vanos intentos, en vista de que no encontraba nada más en el mercado laboral, decidí tomarme las ventas en serio y convertirme en un buen comercial.

Me armé de sinceridad conmigo mismo y ¿sabes una cosa? A través de un profundo análisis, en el fondo de todas mis sinrazones y excusas había algo que debía admitir: tenía miedo! Miedo al rechazo, miedo a “hacerlo”, miedo al riesgo, miedo a “fallar”.
 

¿Sabes otra cosa que descubrí?

Que el miedo paraliza; el miedo absorbe toda tu energía, está presente en tu mente en todo lo que intentas hacer. El temor, poco a poco, lo va desmoronando todo a su paso. Si temes llamar o visitar a un posible cliente no podrás hacer nada más hasta que hayas eliminado ese recelo.

El miedo destruye tu autoestima. Te preguntas cosas como “¿Qué pasará si salgo ahí afuera y fallo? ¿Estoy seguro de poder hacerlo?” y cosas por el estilo. Te imaginas situaciones en la que te ves humillado, avergonzado y casi despedido cuando en verdad todavía no has experimentado ninguna de esas realidades… el temor, el miedo, crea circunstancias imaginarias!
 

“La única manera de vencer al miedo es enfrentándolo”

No te preocupes por las cosas que aún no han sucedido.

Como diría Napoleón Hill: “Haga las cosas que teme hacer y le aseguro que sus temores habrán desaparecido”, así que un buen día me lancé a la calle y lo hice.
 

¿Cómo lo encaré yo?

“Obsesionándome” por transmitir al cliente que soy una persona que quiere ayudarle a buscar una solución a su problema, sin presionarle para que compre.

Y si hoy no soy su opción para resolver el problema, probablemente lo sea mañana. A seguir trabajando en su seguimiento hasta que esto ocurra. Sin prisa, pero sin pausa. Como siempre digo, un No es un “NO” hoy, pero puede ser un “SI”, mañana.
 

“Cuando te pones el sombrero de “ayúdale” y no el de “véndele” te cambia completamente la vida”

Fue el comienzo de mi éxito. Si, si, lo digo sin pudor, soy un muy buen vendedor. Me lo he currado y lo digo. Desde entonces tengo una imagen muy positiva de mí mismo. Todos mis temores han desaparecido, me siento muy bien y cada día salgo a “comerme” el mundo. Estoy muy satisfecho del par de “…” que le eché en su momento!
 

Tu puedes hacer lo mismo!!

Con todo esto que acabo de contarte lo que intento decirte es que en la vida todo conlleva un riesgo: “Si lloras te arriesgas a parecer blandengue, si planteas tus ideas a los demás te arriesgas a perderlas, si vives te estás arriesgando a morir, si amas te arriesgas a no ser amado”…¿Y qué?

Quién no arriesga evita el sufrimiento y la pena pero tampoco progresa, no aprende, no siente, no cambia, no vive!

No seas esclavo de tus miedos. Arriésgate a superarlos. Toma acción, sal a la calle y ponte a vender, demuéstrate a ti mismo que eres valiente, supérate.

Entra en la guarida del tigre, según un proverbio chino: “Si no entras en la guarida del tigre no podrás acariciar a sus cachorros.”

Debes atreverte a dar lo mejor de ti con los clientes, a ser arriesgado, a romper el hielo por muy duro que éste sea.

Si no estás dispuesto a entrar en la guarida del tigre, difícilmente mejorarás tus ventas.

“Un vendedor extraordinario no es el que no tiene miedo, sino el que a pesar del miedo desafía sus propios límites.” de César Piqueras

Buenas Ventas

Si te ha gustado este post, compártelo en redes sociales y suscríbete a lista de correo, recibirás todos los post en tu email y podrás descargar gratis el ebook: 
"3 pasos para convertirte en un vendedor irresistible" Haz click aquí

 

Post relacionados

Déjanos tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al Blog!!

Recibirás todos los posts en tu e-mail y podrás descargar una copia de mi ebook, "3 pasos para convertirte en un vendedor irresistible"
E-mail
Nombre