Para ser un buen comercial no vale cualquiera

 

Ya está bien pensar que ser un buen comercial está chupao. Pues lo siento si piensas así, nada más lejos de la realidad.

 

Ser un excelente profesional en el mundo de las ventas no es nada fácil, es un trabajo que si no se tiene vocación de servicio y una gran orientación a resultados no se consigue nada.

 

El Departamento Comercial es la vértebra básica de cualquier empresa. Sin este perfil profesional, cualquier negocio se vería abocado al fracaso: no tendría clientes, no generaría ventas y, por tanto, no habría beneficio.

 

Entonces ¿Por qué esta profesión está tan denostada en España?

 

El Perfil Profesional de un buen Comercial responde a un compendio de exigencias y habilidades realmente difíciles de conseguir. Los departamentos de RRHH y empresas de reclutamiento se pasan semanas, incluso meses, buscando a perfiles que completen las exigencias de este puesto de trabajo, y muchos profesionales de reclutamiento acaban diciendo que es “buscar una aguja en un pajar”.

 

¿Las Razones?

 

Por un lado, se trata de uno de los perfiles con más intrusismo laboral del panorama profesional actual en España. La idea de que un comercial es alguien que “sólo tiene que hablar” o “convencer a alguien” y que cualquiera puede hacerlo es absolutamente errónea.

Aún así, en cualquier portal de empleo se pueden encontrar cientos de ofertas llamadas “comerciales”, donde se buscan personas sin formación específica o con un nivel educativo bajo. Esto se debe a que muchas veces estos puestos de trabajo corresponden a ofertas con pobres condiciones laborales y exigencias limitadas, como por ejemplo la de operadores telefónicos.

 

Sin embargo, las empresas que realmente quieren formar un Departamento Comercial profesional para que lidere las ventas del negocio, busca a Comerciales realmente preparados y que cumplan muchos requisitos básicos para poder desarrollar esta actividad laboral.

 

El Departamento Comercial o el equipo de ventas necesita:

 

  • Personas dinámicas y habituadas al trabajo bajo presión y en equipo
  • Personas tengan experiencia en atención al cliente
  • Que cumplan con un gran sentido de responsabilidad
  • Con alta vocación de servicio.

 

Los comerciales de cualquier empresa deben ser capaces de generar importantes mejoras y cambios  a través de la aportación de nuevas ideas, sugerencias o iniciativas que tengan como objetivo optimizar su tiempo y el de otras personas implicadas en el proceso comercial.

 

Además, el departamento comercial debe ser capaz de resolver problemas y aportar nuevas formas de trabajar que resuelvan conflictos. Es muy importante que la fuerza de ventas y los individuos que lo conforman sean personas con iniciativa propia para la resolución de problemas, creatividad e imaginación.

 

Sin embargo, en España, aún se piensa que los comerciales son personas que como no consiguieron acabar los estudios, no han tenido más remedio que pasarse 8 horas al teléfono intentando vender productos inútiles, o patearse calles y calles sin parar.

 

Otra de las razones por las que el concepto “comercial” es peyorativo es porque en nuestro país se ha relacionado con personas que se dedican a realizar estafas por teléfono o a ventas vinculadas a productos extremadamente caros a puerta fría frente a personas en situación de vulnerabilidad.  Y digo yo, en todos los sectores profesionales hay garbanzos negros, no?.

 

Sin embargo, un verdadero comercial es la base de cualquier empresa para captar clientes y generar ventas. Por eso es importante revalorizar esta profesión y defenderla, hablando de personas serias, dinámicas, con experiencia en liderar equipos de trabajo, imaginación e iniciativa para desarrollar ideas nuevas .

 

¿Te gustaría formarte como un buen vendedor?

 
Buenas Ventas
 

Si te ha gustado, suscríbete a lista de correo, recibirás todos los post en tu email. Además, descárgate ahora gratis, el ebook: "3 pasos para convertirte en un vendedor irresistible" Haz click aquí

 

2 Comentarios:

  1. Felipe García

    Hola Antonio,
    no puedo, ni quiero, estar mas de acuerdo contigo.
    Recuerdo cuando empezó esto de la “crisis” y llegaban los fines de semana.
    Por aquel entonces, cuando iba a comer a casa de mi madre, raro era el día en que viniese alguna visita “fortuita” ( amig@s de mi madre ) para entregarme el CV de su hijo, su nieto, un sobrino, etc … para que, ” ya que conoces mucha gente, a ver si le encuentras trabajo … aunque sea de comercial!!! “.
    “¿¿ Perdona??” – acompañado de un grave gesto de desagrado, solía ser mi respuesta.
    Pero, como dices en tu artículo, todo ello no deja de ser la consecuencia de algo … ¿ de qué?: pues de la constante desvalorización de la profesión.
    ¡¡ Y eso que estamos ante uno de los motores mas importantes de cualquier empresa !!.
    Va siendo hora que se dignifique la profesión y recupere su valor: ni mas, ni menos … su valor.
    GRACIAS Antonio por compartir.
    Un saludo,
    Felipe

    abril 25, 2016 Respuesta
    • Jajajajaja, me identifico mucho con tu historia a mi me pasa igual. Tenemos mucho trabajo que hacer Felipe…

      Muchas gracias por comentar, te sigo 😉

      mayo 13, 2016 Respuesta

Déjanos tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al Blog!!

Recibirás todos los posts en tu e-mail y podrás descargar una copia de mi ebook, "3 pasos para convertirte en un vendedor irresistible"
E-mail
Nombre